santos.jpg (2562 bytes)

FRANCISCO

Francisco viene del italiano Francesco, que puede traducirse por "el francés". Fue justamente San francisco de Asís el primero que elevó este apodo familiar a la categoría de nombre. Es posible que tal apodo se debiese a que la madre era de alto abolengo francés (se llamaba Pica de Bourlemont); y el padre, Pedro Morico, apodado Bernardone, próspero comerciante, viajaba asiduamente a Francia. Por lo que la casa de Francisco de Asís (cuyo nombre de pila era Juan), era vista como afrancesada.

En España son de uso común las variantes de Frasquito (contracción de Francisquito), Paco (tal vez del antiguo ibero Pacciaecus, que también dio el apellido Pacheco), Pancho, Quico, Curro (por Franciscurro), Francis, Francisca, Francina, Paca, Paquita.

San Francisco de Sales, obispo de Ginebra (1567-1622), nació en el castillo de Sales, en la Saboya, y murió en Lyón. De noble familia, afecta al franciscanismo, se pensó dedicarle a la magistratura; para lo cual, en 1582, fue a París para seguir sus estudios. En la Sorbona se le produjo una profunda crisis ante las doctrinas calvinistas allí infiltradas sobre la predestinación. Se creyó ya condenado y tuvo que emitir un voto de amor y confianza en Dios para recuperar la paz de su espíritu. Al final se trasladó a Padua a completar sus estudios de derecho, y fue abogado en el senado de Saboya. En 1593 fue ordenado sacerdote y se dedicó a la lucha contra las teorías calvinistas de la zona. En 1692 sucedió en el obispado de Ginebra, tras ser por un tiempo coadjutor del obispo, que era tío suyo. Reorganizó la sede y convirtió a muchos protestantes. En 1612, en su nueva diócesis de Annecy, adonde había sido trasladado el obispado de Ginebra, fundó, junto con Juana de Chantal, la orden de la Visitación. En 1618 conoció en París a san Vicente de Paúl. Creó un nuevo tipo de humanismo cristiano, regido por un optimismo de tipo franciscano. Más que una base teológica, sus concepciones tienen una matriz psicológica y se erigió en director de conciencias, para lo que escribió numerosas obras, como Introducción a la vida devota (1604), Tratado del amor de Dios, Sermones, Pláticas espirituales, Cartas. Pío IX lo proclamó doctor de la Iglesia. Su fiesta se celebra el 24 de enero.

Además de San Francisco de Asís (m. 1226) y San Francisco de Sales, los santorales registran hasta un total de 70 santos y santas con este nombre (lo que nos da la medida de la inmensa popularidad que alcanzó), entre los que hay que destacar a San Francisco Javier (1506-552), San Francisco Solano (1549-1610), San Francisco de Paula (1416-1507), San Francisco de Borja (1510-1572). También en los demás órdenes de la vida es inacabable la lista de grandes personalidades con este nombre, en el que está representada toda la nobleza con emperadores, reyes, príncipes y duques, amén de toda la gama de las artes y las ciencias. Los Franciscos y Franciscas en todas sus variantes tienen modelos y patronos espléndidos a los que acogerse. ¡Felicidades!