santos.jpg (2562 bytes)


ANASTASIO

Palabra que procede del verbo anisthmi (anístemi), que significa "hacer levantar", "resucitar". A la resurrección de Cristo los griegos la denominan AnastasiV (Anástasis) y el saludo pascual en la iglesia ortodoxa, equivalente a nuestro "felices pascuas" es "AlhqvV CristoV anesth (Alezós Jristós anéste) "Verdaderamente, Cristo ha resucitado". El nombre propio Anastasio hace referencia a la Resurrección de Cristo, es un nombre de gran relevancia, que procede del imperio bizantino donde la fiesta más importante del año por conmemorarse en ella el principal dogma cristiano, es la Pascua de Resurrección.

San Anastasio. El primer santo que menciona el santoral con este nombre vivió a finales del siglo VI en Persia. Abrazó la vida religiosa , dedicándose durante varios años a la contemplación en el que se llamaría en su honor, monasterio de San Anastasio. Queriendo hacer algo más por la fe de Cristo, obtuvo permiso para dejar el monasterio e ir a Cesarea a predicar el Evangelio. Su actividad y la eficacia de su predicación se hizo tan notoria que fue apresado y torturado con el vano intento de hacerle renegar de su fe. Al no conseguirlo, el gobernador mandó darle una muerte ignominiosa: la horca. Aceptóla contento Anastasio, porque a su Maestro le aplicaron también la muerte más ignominiosa que entonces existía: la cruz. Fue el 628 el año de su martirio.

La Orden de los Hermanos Hospitalarios de San Anastasio, fundada en el siglo XII y extinguida el año 1790 fundó en Roma su principal hospital, el de San Gervasio y prestó unos servicios inestimables a la sociedad en una época en que no abundaban instituciones de este género.

En España tuvimos un San Anastasio en los inicios del siglo IV. Nació en Lérida y en su juventud fue soldado de una de las legiones que los romanos tenían en España. Anastasio era el cabecilla de un grupo de hasta 75 soldados que se distinguían por su conducta cristiana, que incomodaba profundamente a los romanos, porque chocaba frontalmente con sus principios y creencias. Sabedor Daciano, el prefecto de Tarragona, de este foco de lo que él consideraba corrupción en el ejército, mandó encerrarlos y someterlos a tortura, para hacerles abjurar de sus creencias. Finalmente, aceptando la derrota, mandó ejecutar a Anastasio junto con el resto de sus compañeros. Fue en el año 305.

Cuatro Papas llevaron este nombre, de los cuales dos merecieron el honor de los altares, y dos emperadores de Orienteamén de otros personajes importantes.

Es éste un nombre distinguido, por ser de origen griego, con una carga significativa de primerísimo orden (la humanidad sueña en la Resurrección) y ennoblecido por dignísimos personajes. ¡Felicidades!