EQUIPOS  CALENDARIO   CLAS. FIFA   ARTICULOS  HISTORIA  ACT. INTER.   APUESTAS  ENCUESTAS

MUNDIAL 2002 - Fase clasificatoria

betzone.com: su casa de apuestas en linea!

ALEMANIA FEDERAL, UN SORPRESIVO CAMPEON

 
     Una  de las grandes incógnitas que tiene la Copa Mundial de Fútbol surgió a raíz de la consagración de Alemania Federal como campeón de la quinta edición del trofeo "Jules Rimet", por la insólita derrota que sufrió, en la final, el seleccionado de Hungría, por 3-2.
 
     Los "magiares" fueron considerados unánimemente como los mejores del torneo Suiza 1954 y, eran, por tanto, los más claros favoritos para obtener el título.
 
     Por la época se llegó a especular que esa derrota ante los "germanos" fue propiciada por los propios jugadores húngaros por razones de carácter político, pues ellos no quisieron entregar a su país, con régimen comunista, el máximo título.
 
     Nunca se supo la verdad, como tampoco se desmintió ese rumor, pero Hungría, el mejor equipo del torneo, sólo pudo ser vicecampeón.
 
     La sospecha sobre la pérdida voluntaria del título se acrecentó mucho más, pues en la fase inicial del torneo, y dentro del grupo dos, Hungría había derrotado de forma contundente a Alemania Federal por 8-3.
 
     Sea como sea, lo  cierto fue que, producida la división de Alemania, como consecuencia de razones políticas, los germanos occidentales que fueron, por entonces, reconocidos como únicos representantes de las "dos Alemanias" por parte de la Fifa, se consagraron campeones.
 
     Fue un título sorpresivo, con el cual se puso fin al torneo más generoso, ofensivamente hasta ese momento de la historia de la Copa Mundial, puen en él se marcaron 140 goles. Una apreciable cifra.
 
     Esas 140 anotaciones alcanzadas en los 26 partidos disputados otorgaron un promedio general ofensivo de 5.38, el más alto en toda la historia de la competición mientras ésta se jugó en su fase final con 16 países.
 
     Hungría se consagró como la seleción más goleadora, con 27 anotaciones, registro también vigente hasta la misma época de 16 seleccionados, y uno de sus jugadores Kocsis, impuso una nueva marca dentro de los goleadores al anotar once, la segunda mejor marca hasta ahora.
 
     La productividad de los ataques ofensivos originó marcadores tan elevados como el 9-0 que Hungría le aplicó a Corea o los doce goles del partido entre Austria-Suiza que ganó el primero por 7-5 o los once contabilizados en la confrontación Hungría-Alemania Federal donde los "magiares" salieron vencedores. Pero fue una victoria que de nada les sirvió porque en el segundo y definitivo encuentro cayeron derrotados por los "teutones".
 
     Alemania Federal conquistó el título con cuatro triunfos y una derrota, anotando 18 goles y recibiendo 12; su delantero Morlock se clasificó segundo goleador con seis.
 
     Uruguay, que estaba defendiendo su segundo título ganado cuatro años atrás cumplió modestamente, y únicamente pudo ocupar el cuarto lugar de la clasificación final.
 
     Del seleccionado que en Río de Janeiro ganó el bi-campeonato, sobrevivieron para esta quinta edición Roque Gastón Máspoli, Andrade, Schiaffino, Míguez y Obdulio Varela.
 
     Con la conquista del título, Alemania Federal rompió el empate que Europa y América tenían en Copas ganadas y dio una momentánea supremacía al fútbol del Viejo Continente, que en Suiza se mostró muy superior copando los tres primeros lugares.
 
     Así Europa alcanzó por tercera vez la Copa "Jules Rimet", mientras América se quedó con dos, en ambas oportunidades ganadas por Uruguay.
 
     El torneo de 1954 registró por primera vez la anotación de goles en propia meta ("autogoles"), produciéndose cinco, y fue el inglés Dickinson el "pionero" de ellos al producir uno en su propia meta el 17 de junio en Basilea, cuando su selección empató 4-4 con la de Bélgica.
 
     Correspondió a Lefter, jugador del seleccionado de Turquía, marcar el gol 400 de la competición futbolística mundial. El atacante turco alcanzó este honor el 23 de junio de 1954 en el estadio de Zurich, durante el encuentro de desempate que su selección jugó y perdió ante Alemania Federal por 2-7.
 
     A los 84 minutos, Lefter batió al portero "germano" Turek y así inscribió su nombre en la lista de oro de los "hombres-gol" de la Copa Mundial de Fútbol.
 
     Para esta edición de la copa "Jules Rimet" se inscribieron 37 países, jugándose la final con 16.
 
     La selección húngara tuvo el mejor equipo de su historia con jugadores como Grosics, Lantos, Zakarías, Czibor, Ferenck Puskas -que anotó cuatro goles- y Kocsis, entre otros, que luego brillaron en el firmamento futbolístico mundial en diferentes equipos.