click here!
ARTICULOS
EL DÍA DE MARTE
Temas bélicos (el hombre, las fuerzas armadas, el terrorismo, violencia...)

¿ES QUE NO TIENEN MADRE?

La delincuencia de todo tipo cada vez desciende más en la edad. Tanto la que se ejerce a título individual, como la delincuencia organizada en bandas, en mafias y en los llamados ejércitos de liberación. Cuentan las organizaciones de delincuentes con que la infancia es para la sociedad un colectivo protegido, y que si reclutan de ese sector a sus cachorros y los lanzan al delito, tienen garantizada la inmunidad primero, puesto que sin el menor escrúpulo se sirven de ellos los delincuentes como de escudos humanos, con lo que las balas, si las hay, son menos; y tienen garantizada la impunidad luego, porque los menores están especialmente protegidos por las leyes. Tenemos el suceso reciente del jesuita Alejandro Matos, secuestrado por el llamado ejército de Liberación Nacional, formado por mozalbetes de 16 a 20 años. Es que los dos grandes negocios de los ejércitos de liberación y de las mafias, son la droga y los secuestros. Y hay que ir a lo seguro. Contra los menores no se dispara, porque luego aparecen imágenes como las que se han difundido del reciente levantamiento de los árabes contra los judíos en Israel (gran argumento para darles la razón a Milósevich en la ex-Yugoslavia, a Arzallus y Otegui en la casi ex-España, a los integristas judíos en Israel, a Hitler en Alemania...) Al padre, mejor parapetado, no le alcanzan las balas; y su hijo de 12 años, que no iban a ser tan brutos los soldados israelitas como para dispararle, quedaba protegido sólo por el abrazo de su padre; estaba más expuesto; y van los muy brutos y le disparan. Si en vez de ser el padre quien estaba con el hijo, hubiese sido la madre, la escena no hubiese sido la misma. Y esto, seguro que la madre no se lo ha callado. Si en Israel son los chiquillos los principales protagonistas de la "intifada", en el país Vasco son los cachorros del amanecer los que llevan todo el peso, que no la organización de la lucha callejera, gloriosamente llamada por propios y extraños la "kale borroka" (el nombre autóctono es importante para convertir el delito en hazaña), y en Colombia el ejército de liberación recluta en gran número chiquillos de 16 años; si ha sido ésta la estrategia elegida por todos, es porque cuentan con que no habrá ningún tipo de represión (¡cómo van a lanzar a la policía contra unos chiquillos que lo único que hacen es divertirse los fines de semana según su propia idiosincrasia!, dicen en el país Vasco los nacionalistas; y ¡cómo van a disparar contra chavales, para que luego caigan al descuido todo un grupo de colegiales!, dicen en Colombia; ¡y cómo van a disparar contra nuestros hijos!, dicen los palestinos en Israel, al tiempo que mezclan chiquillos en la revuelta para que a los soldados les cueste más disparar, y si lo hacen tengan que sufrir ante las naciones civilizadas la ignominia de ser asesinos de niños). Pero bueno, ¿es que esos niños y no tan niños no tienen madre? ¿Qué papel juegan las madres en este drama? Lo que vemos es que en Colombia los recluta el ejército de liberación nacional, desde la calle, donde han tenido que dejarlos las madres por no poder ocuparse de ellos; y en el país Vasco e Israel también los reclutan los ejércitos de liberación, pero en la escuela, de la que se han adueñado. Las madres los han entregado a los patriotas para que los eduquen patrióticamente. Y así es: reciben una educación patriótica que les permita llevar luego una vida patriótica. Cuando esto mismo lo hicieron Franco y Mussolini, era fascismo; cuando lo hizo Hitler, nazismo. Unos y otro lo llamaban nacionalismo y patriotismo. Éstos, también.

EL ALMANAQUE examina hoy la palabra y el concepto de edad.