MATEO

Nombre bíblico que ofrece diversas formas, las más corrientes de las cuales son Mateo y Matías, que comparten etimología. "Hombre de Dios" significa según unas, "Don de Dios" según otras, o quizás incluso "Fiel a Yahvé"; esta significación es más patente en el nombre de Matías (en que es más notoria la presencia de la abreviación de Yahvé Yah, que en Mateo). Al ser el nombre de uno de los doce apóstoles, tuvo gran predicamento en la onomástica cristiana en toda Europa y en los países en los que ésta extendió su cultura. Sigue siendo muy frecuente en el área anglogermánica; en el área de habla hispana ha descendido su frecuencia, pero por ello se aprecia en este nombre su mayor singularidad.

San Mateo, Apóstol y Evangelista nos es conocido sobre todo por el Evangelio y por la tradición. El Evangelio nos habla de su oficio y de su conversión. Según este, Mateo pertenecía a una clase social muy poco considerada, sobre todo en la Palestina y Samaria sometidas entonces a la dominación romana: era cobrador de impuestos, que pesaban tanto más en el pueblo cuanto que eran recaudados por los dominadores y destinados a consolidar su dominación. Pero Mateo no era del más alto nivel (una especie de concesionarios de impuestos, gente acaudalada), sino que estaba al servicio de éstos. De todos modos, teniendo en cuenta el gasto que hizo al invitar a Jesús,hay que deducir que estaba en un buen nivel profesional y económico. Jesús mostró sieempre una gran benevolencia para las mujeres más odiadas y para los publicanos, a los que detestaban porque en ellos personificaba la gente la presión fiscal que sobre el pueblo judío ejercían los romanos. Mateo había oído con frecuencia a Jesús antes de atender a su llamada. Fue hacia el final del primer año de predicación de Jesús cuando éste se acercó al puesto de aduanas y llamó a Mateo, que le siguió al instante. Trabajó como los demás apóstoles en la fundación de la iglesia y en la predicación entre los judíos de Palestina, para quienes parece que escribió su evangelio.

Aunque este nombre fue pródigo en santos, los Mateos celebran su onomástica el 21 de septiembre, por coincidir esta fecha con las fiestas de la vendimia. Por este motivo es el patrón de La Rioja, tierra en que los vinos son toda una cultura y uno de los más importantes ejes de la vida de esa región. Son de destacar entre los Mateos ilustres, san Mateo cardenal, al que el papa encomendó en el siglo XII la preparación de varios concilios y las más serias responsabilidades con los reyes. San mateo Alonso Leciniana, dominico, (siglo XVIII). Fue destinado por la orden a predicar a China. Aprendió la lengua anamita, estudió la historia y costumbres de aquellas gentes y se dedicó diez años a la predicación, hasta que entregado a los mandarines, fue escarnecido y ultrajado, y finalmente decapitado. Mateo Carrieri, Mateo de Termes, Mateo Guimarra, Mateo de Aquasparta, son otros tantos sabios que enaltecieron este nombre. De nuevo, como si el nombre ejerciera una fuerza invencible, parece que el de Mateo empuja en especial a la excelencia en el saber y en el escribir. El santo evangelista ejerce una fuerte atracción e influencia sobre sabios y escritores, que es lo que más abunda bajo este nombre. ¡Felicidades!

Copyrigth EL ALMANAQUE  todos los derechos reservados.