DIARIO MULTIMEDIA DE INFORMACIÓN - DESARROLLO PERSONAL - OCIO - CULTURA - TURISMO - Desde 1998 en la red
EL ALMANAQUE DE HOY REVISTA EL ALMANAQUE
 

LÉXICO

DOGMA

La fe se alimenta de dogmas. ¿Y qué son dogmas? Son opiniones que en virtud del principio de autoridad, de infalibilidad, de inspiración divina de losdogtores que tiene la Iglesia, son asumidos como verdades incontrovertibles. Eso es inevitable que sea así cuando se está en la única doctrina verdadera, y por tanto en posesión de la verdad. Pisteuw eiV ena baptisma metanwseoV...(Pistéuo eis éna baptísma metanóseos), creo en un solo lavado de cambio de mente, eiV ajesin amarthmatwn (eis áfesin amartématon) para la expulsión de los errores. La traducción "oficial" dice: "creo en un solo bautismo de penitencia para el perdón de los pecados". No hay manera de vislumbrar siquiera el significado auténtico (el pre-ritual) de las palabras empleadas por el original griego, que fue el significado inicial. Las transformaciones que introduce la traducción son tan profundas que a lo más que llegan sus palabras es a funcionar de metáforas más o menos afortunadas del original. Son, de hecho, la barrera que impide saber qué dice realmente el texto original. El lavado de cerebro se llama bautismo, y el error pasa a llamarse pecado.

De la raíz griega dok- (dok-, de la que obtendremos la raíz latina doc-), tenemos el verbo dokew (dokéo) del que proceden doxa (dóxa) = opinión, imaginación, creencia, convicción, doctrina y dogma (dógma) = opinión (cuando es del senado, se convierte en "decreto"). Dokéo significa ante todo "parecer", por oposición a "ser". "Conviene empeñarse no en parecer (dokein dokéin) el mejor, sino en serlo (einai éinai)". (Esquilo). Cuando aquel a quien le "parece" algo, tiene autoridad, dokéin significa decidir, y tanto la sustantivación en doxacomo en dogma, significan "orden", "decreto", "imposición". Ocurre lo mismo que con el término latino arbitror, que significa "opinar", y que al llegar aarbitrium se convierte en "decisión" (ver en la web Árbitro). Vale la pena indicar aquí que el verbo latino docere, del que obtendremos los derivados cultos docente, docencia, doctor, doctrina, documento y sus afines, y que traducimos como "enseñar", tiene efectivamente el significado que le es más propio a esta palabra: "señalar hacia (in signare)", es decir "mostrar", "hacer ver", (obsérvese que no es precisamente ésta la forma dominante de la docencia).

Es tan irrefrenable la inclinación a imponerse sobre los demás, que se llega al plano de las opiniones. Un dogma no es otra cosa que una opinión impuesta. Desde el momento en que la palabra dogma pierde su principal significado, que es "opinión", "parecer", para pasar a significar tan sólo "decisión", "imposición", "cosa que hay que creer a la fuerza", el dogmatizado ha perdido el derecho a creer lo que ven sus ojos y a fiarse de sus oídos: su mente no puede funcionar con los datos que obtiene directamente de la realidad, sino que sólo puede operar con los dogmas que se le suministran directamente desde la verdad única. El opinar se convierte en un gravísimo atentado contra la verdad, que sólo puede ser proclamada por los que están en legítima y exclusiva posesión de la misma.

Mariano Arnal

 

Libros relacionados con el Léxico:

Copyright EL ALMANAQUE todos los derechos reservados.