DIARIO MULTIMEDIA DE INFORMACIÓN - DESARROLLO PERSONAL - OCIO - CULTURA - TURISMO - Desde 1998 en la red
EL ALMANAQUE DE HOY REVISTA EL ALMANAQUE
 

LÉXICO - CONSTIPADO

 

La verdad es que ésta es una de las palabras que sistemática e inveteradamente se usan fuera de toda corrección. No es fácil para un profano entender y distinguir los conceptos y los funcionamientos del catarro, el resfriado, el constipado y la gripe, hoy vulgarmente llamada "trancazo". Con todos esos elementos tenemos hecho los hablantes un totum revolutum, un revoltijo que intentaremos desenredar.

Por empezar, la palabra constipado, que nadie pronuncia así, sino "costipado" no sólo no es exclusiva de las vías respiratorias, sino que se usa en especial respecto a afecciones intestinales, por lo que se presta a equívocos, sobre todo al intentar traducirnos los hablantes de otras lenguas que también tienen esta palabra (ingl. constipate, fr. constipé). Se extrañan, en efecto, de que hablemos con tan poca reserva de nuestros problemas intestinales con gente con quien no tenemos ninguna familiaridad. Al consultar esta palabra en un diccionario español-francés o español-inglés nos remitirá sin más a términos equivalentes a catarro y resfriado. Según los diccionarios vigentes, constipar es cerrar y apretar los poros impidiendo la transpiración. Pero es también, y en este sentido se usa en las otras lenguas, la irritación de las mucosas del intestino, que produce estreñimiento. Y en la tercera acepción, que es aquella que ha dado lugar al popularísimo "costipado", es sinónimo de catarro, enfriamiento y resfriado. Se usan las expresiones "agarrar, coger, contraer, pillar o pescar un costipado". Se refiere a la enfermedad que se manifiesta por la inflamación de las mucosas del aparato respiratorio, que produce, entre otras molestias, estornudos, tos, abundante mucosidad nasal…

Si consultamos el artículo constipation en cualquier diccionario francés o inglés, veremos que se usa exclusivamente este término para referirse al estreñimiento. Ni una sola alusión a lo que nosotros llamamos "costipado". ¿Y cuál ha sido el camino para llegar hasta aquí? A partir del latín con-stipatus, que es su origen, se entiende bastante mejor el estreñimiento que el resfriado. Del sustantivo stipa (puede haber dado lugar a estopa), que es el nombre que se daba a la paja de relleno para los embalajes, se formó el verbo stipare, que transcrito al español nos da "estibar" (se ha sonorizado la p). Ahí tenemos el oficio de estibador, que consiste en fin de cuentas en rellenar todos los huecos que haya en un cargamento marino, de modo que no se pueda mover la carga por más que se mueva el barco. Tenemos pues que stipatus significa estibado, rellenado, apretujado sin dejar ni un hueco. Si le añadimos el prefijo con (que en este caso no es de compañía), tenemos lo mismo, pero con la máxima intensidad. Se entiende a la perfección que se pueda decir de un intestino que no se evacua, que está constipado, que su contenido está muy apretado (las otras acepciones latinas de stipare, stipatio y stipator abundan en el mismo significado, refiriéndose no sólo a mercancías, sino también a todo tipo de cosas y a personas). Lo que cuesta de entender es que se haya podido aplicar al catarro o resfriado. Cuando examine estas otras palabras intentaré averiguar por qué extraños caminos vinimos a parar a esta denominación.

Mariano Arnal

Libros relacionados con el Léxico:

Copyright EL ALMANAQUE todos los derechos reservados.