DIARIO MULTIMEDIA DE INFORMACIÓN - DESARROLLO PERSONAL - OCIO - CULTURA - TURISMO - Desde 1998 en la red
EL ALMANAQUE DE HOY REVISTA EL ALMANAQUE
 

LÉXICO - CANCER

 

Lo primero que desconcierta al hablante es que tengan el mismo nombre un signo zodiacal y una enfermedad. Coinciden ambos en efecto en la palabra latina cáncer (genitivo, cancri), que significa cangrejo. La constelación del Cangrejo o Cáncer está en el cielo porque ahí la puso Juno. Se trata del mítico cangrejo gigante que envió Juno contra Hércules cuando éste luchaba contra la terrible hidra de Lerna. El cangrejo consiguió morder en un pie al héroe; pero éste lo mató. En premio por haberla ayudado, Hera lo colocó en el cielo junto a los demás signos del zodíaco. Lo que ya no está claro es qué tiene que ver el cangrejo con el cáncer. La palabra cáncer los latinos, y el término karkinoV (karkínos = cangrejo) los griegos lo usaron ya para definir esta enfermedad. Los diccionarios no ofrecen ninguna pista sobre la relación entre el cáncer y el cangrejo. Habrá que deducir que sería la forma de los tumores cancerosos, con alguna smilitud con el cangrejo, o quizá más bien la cornificación de estos tumores lo que induciría tanto a griegos como a romanos a ponerle este nombre a la enfermedad.

Los griegos desarrollaron ya todo un grupo léxico en torno al cáncer: karkinwma (karkinóma) era un término exclusivo para denominar el tumor canceroso, el chancro (antiguamente designaba la pequeña úlcera con tendencia a extenderse y corroer las zonas próximas y luego denominó especialmente las ulceraciones de naturaleza sifilítica o venérea), o el cancro (término cuyo significado ha oscilado también). El verbo karkinow (karkinóo) lo usa ya Hipócrates con el significado de "estar atacado por el cáncer" (su significado ordinario era "recurvar en forma de pinza de cangrejo" o "curvarse"). KarkinwdhV (karkinódes) significaba "parecido al cangrejo" y también "canceroso". Respecto a la extensión y precisión del término, hay división de opiniones el Diccionario Terminológico de Ciencias Médicas de Salvat: da una definición excelente: Tumor maligno en general y especialmente el formado por células epiteliales. La característica básica de la malignidad es una anormalidad de las células transmitida a las células hijas, que se manifiesta por la reducción del control del crecimiento y la función celular, conduciendo a una serie de fenómenos adversos en el huésped, a través de un crecimiento masivo, invasión de tejidos vecinos y metástasis. La proliferación celular en los tumores malignos no es totalmente autónoma; además de la dependencia del cáncer respecto del huésped para su irrigación sanguínea, su crecimiento se afecta por las hormonas, los fármacos y los mecanismos inmunológicos del paciente. Los cánceres se dividen en dos grandes categorías: CARCINOMA y SARCOMA. La Espasa, en cambio, define: Tumor epitelial maligno, que propiamente es un epitelioma glandular. Se ha generalizado este nombre a los tumores malignos como el sarcoma, lo que no puede aceptarse por crear una confusión en la nomenclatura científica y por no venir justificado más que por una analogía clínica y no anatomopatológica, que es precisamente lo que debe servir para clasificar los tumores. Y claro, para cáncer remite a Carcinoma. Si pasamos al diccionario de R.J. Domínguez (1895), define el cáncer como tumor maligno formado por una materia esquirrosa y encefalóidea, que desorganiza los tejidos en que se desarrolla (skirroV /skirrós = duro, endurecido, inveterado). Parece que en efecto el sarcoma (sarkwma / sarcóma = excrecencia de carne) se aparta de la idea de dureza de costra propia del cangrejo (lat.cáncer) que dio origen al nombre.

Mariano Arnal

Libros relacionados con el Léxico:

Copyright EL ALMANAQUE todos los derechos reservados.