DIARIO MULTIMEDIA DE INFORMACIÓN - DESARROLLO PERSONAL - OCIO - CULTURA - TURISMO - Desde 1998 en la red
EL ALMANAQUE DE HOY REVISTA EL ALMANAQUE
 

LÉXICO

CLASE

Parece que fueron los griegos los que pusieron en circulación esta palabra, y que son ellos los que determinan cuál será finalmente su valor de uso. Partimos de la palabra griega klasiV (klásis; genitivo, klasewV / kláseos), con la que se designa la acción de quebrar, cortar, romper. KlasiV se llama también la poda de la vid. Es el sustantivo de acción del verbo kladeuw (kladéuo), que significa podar árboles en general y la vid en particular. KladoV (kládos) se llama a la rama cortada para hacer un injerto o simplemente a la rama cortada. Hasta aquí el origen griego de la palabra latina classis. El valor etimológico más remoto de esta palabra nos sirve perfectamente para explicar lo que son al final de los finales las clases sociales: asunto de romper, partir, separar por una parte, y de podas e injertos por otra.

La palabra classis tiene un campo léxico reducidísimo, al contrario de su campo semántico, que es inacabable. El mayor grupo de términos se han desarrollado a partir de su significado militar. Classis en este contexto significa flota, armada, escuadra. Clásseus es lo que se refiere a la armada; classiarii son los soldados de marina, la tripulación; clássici son los marineros; clássicus es lo naval, lo que se refiere a la marina; clássicum, el sonido de la trompeta; y classicen, el trompeta de marina. En este ámbito es donde mayormente se ha desarrollado el lexema class. Pero hay otros significados: el arcaico classia -ae, significó tribu y clase; classis significaba originariamente clase, orden, grado; clássicus se llamaba al hombre de primera clase entre los romanos. La expresión quintae classis esse significaba "ser de quinta clase", es decir lo último de lo último. Tribus classibus factis pro dignitate cuiusque = habiendo hecho tres clases según la dignidad de cada uno. In classes pueros distribuere = distribuir los niños en clases (en la escuela). Está claro que en latín se había desarrollado ya del todo el significado de esta palabra, incluido el que se le da en la escuela. Eran los alumnos los que su dividían en clases según su nivel. El que luego se llamase clase también al lugar en que estaba cada clase o grupo, vino rodado.

La escuela en general no se distingue por la brillantez de sus denominaciones. Hay algunas que provocan tal sonrojo, y otras que suscitan tal hilaridad, que sus brillantes autores de gabinete las retiran de inmediato de la circulación. Con lo de los créditos (un plagio absurdo) se han quedado descansados. En el mismo paquete iba una cosa que llamaban "segmento lúdico". Lo tuvieron que retirar y quedarse con el vulgar recreo o patio o descanso. El que la clase sea un término totalmente arraigado en la escuela cuando el mismo término va haciendo su historia, ni siempre gloriosa ni siempre digna, no es como para felicitarnos por el acierto de la denominación. Ahí tenemos a los discípulos clasificados. Pero si la clasificación tuviese un sentido básicamente pedagógico, aún nos podríamos felicitar. Pero resulta que los tenemos clasificados por edades. Vamos, lo mismo que si en zoología se clasificase por tamaños.

Mariano Arnal

Libros relacionados con el Léxico:

Copyright EL ALMANAQUE todos los derechos reservados.