Domingo  26 de Diciembre de 1999  

DÍA DEL SEÑOR  "Dies Domínica" Cultura, derechos y valores humanos heredados de la religión
Edición diaria. Año II. Nº 421  Suscripción gratuita. EL ALMANAQUE es una publicación que, a imagen y semejanza de los antiguos y clásicos almanaques, pretende que el usuario pueda arrancar de él una hoja cada dia para guardarla, enseñarla, comentarla, e incluso para regalarla.

Editorial

Las cosas y sus nombres

Onomástica


El refrán

 

 

 

La poesia


 

El Humor


WEBCAM DEL DIA

il Duomo di Torino

Il Duomo di Torino (1498) la Cappella della Santa Sindone


Cultiva
tu inglés

 


La
encuestilla

 


Astrologia

Suscríbete

Especialízate en TI

La frase


PROMOCIONA EL ALMANAQUE
ES EL ÚNICO PEAJE QUE TE PEDIMOS.

Vota por El Almanaque:

BUSCADOR TEMÁTICO interno de
EL ALMANAQUE
Más de 2650 documentos
Escribe en la ventanilla la palabra sobre la que deseas información, y el buscador te ofrecerá el listado completo de los documentos en que aparece la palabra.

  Busca tu   nombre                
 


Web recomendada para hoy:

Llega el 2000
Artículos, reflexiones, links... todo sobre la llegada del año 2000

Consulta todas las referencias
enc
ontradas en el almanaque sobre la palabra:
Paz

EDITORIAL

 

LA GLORIA, LA PAZ Y LA BUENA VOLUNTAD

Va de exégesis textual. Con el "Gloria a Dios en los cielos, y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad" pasa como con casi todos los grandes textos: su traducción es muy controvertida. Eso que la traducción oficial llama la buena voluntad, en el texto original se llama eudokia (eudokía). ¿Y qué es esa eudokía? Si nos miramos la hechura de la palabra, vemos que está compuesta del prefijo eu (éu), más dokia, derivada del verbo dokew (dokéo), pariente cercano de doxa (dóxa) = gloria, de la misma raíz dok / doc. En ningún caso dokew (dokéo) significa "querer", por lo que difícilmente un derivado suyo puede acabar teniendo nada que ver con la voluntad. Se trata precisamente de un verbo de opinión, o como mucho de entendimiento. La raíz de su significado es "parecer", y de ahí derivan pensar, creer, esperar, juzgar bueno. Dokhma (dókema) y dokhsiV (dókesis) son las dos sustantivaciones del verbo (dokia / dokía sólo se usa como segundo elemento de un compuesto), y mantienen su valor de "opinión". Es cierto que en quien tiene poder puede adquirir la forma de diliberación y consiguiente decisión; pero sólo en ese contexto. Eso da lugar a que en anqrwpoiV eudokiaV (en anzrópois eudokías) lo veamos traducido como "entre los hombres objeto de su amor", "a la humanidad que él ama" "a los hombres objeto de la benevolencia divina" (obsérvese que en estas traducciones, de las que tira la Biblia de Jerusalén, es Dios el que "tiene buena opinión" del hombre); y en la tierra "buena voluntad para con los hombres", dice una traducción inglesa sin especificar si esa buena voluntad procede de Dios o de los hombres. Curiosamente a esta misma versión se apunta la traducción de Cipriano de Valera: "Gloria en las alturas a Dios, y en la tierra paz ; buena voluntad para con los hombres." Y por otra parte tenemos la versión litúrgica y tradicional de la que tira la Vulgata (Gloria in excelsis Deo, et in terra pax homínibus bonae voluntatis), en la que el término griego eu-dokía se traduce elemento por elemento: eu =buena, y dokía =voluntad. Es lógico que se haya cuestionado esta traducción. "Buena voluntad" como sinónimo de "buena fe" aún valdría, pero no acaba de cuadrar. La clave está en quién es el sujeto de este sustantivo verbal: el hombre, o Dios. Claro que la lectio facilior (la lectura más fácil) es aquella en que Dios es el que decide a qué hombres les concede la paz y a cuáles no. Una lectura luterana, netamente determinista: no importa lo que haga el hombre, que es Dios quien decide si le salva o no. La otra lectura en la que el hombre es el sujeto agente de la acción verbal, y Dios el objeto, supone que es el hombre el que está contento con Dios, el que tiene buena opinión y buena actitud para con él, el que consiente, el que incluso se complace y es uno más a glorificar. Es indudable que esta es la mejor materia prima para construir la paz (makarioi oi eirhnopoioi / makárioi oi eirenopoiói = bienaventurados los que hacen paz). Desplazando el significado de la voluntad a la opinión, a la complacencia, es más lógico que los ejércitos celestiales (pleqoV stratiaV ouraniou / plézos stratiás uraníu) prometan la paz a los que muestren buena disposición respecto a la gloria de Dios. Y no es exactamente que se la concedan, sino que con esa buena actitud se la ganan.

EL ALMANAQUE recala hoy en este tema a través de la palabra "doxología".

Volver

 

UNA FRASE

 

DOXA EN UYISTOIS QEW

Dóxa en ypsístois zeó

KAI EPI GHS EIRHNH EN ANQRWOIS EUDOKIAS

kái epí gués eiréne en anzrópios eudokías

Lucas, 2 14

Gloria en lo más alto a Dios, y sobre la tierra paz entre los hombres que lo glorifican. Es muy difícil interpretar los oráculos, y las músicas celestiales del ejército celestial tienen todo el aspecto de un enigma. ¿Para quién preconizaban la paz? ¿Para los hombres de buena voluntad? No, sino más bien para los de buena fe, para los de buen conformarse; para los que siguen glorificando a sus dominadores a pesar de estar asfixiados por el peso de su gloria. ¿Y de qué clase de paz hablaban esas músicas celestiales?, porque clases de paz hay muchas.

 

Volver

El REFRÁN

 

AQUÍ PAZ, Y ALLÁ GLORIA

¿Será verdad que el precio de la paz es la gloria? Sólo verdad no; es dogma: No hay gloria entre iguales. La gloria consiste en que uno esté arriba, muy arriba; y para eso es necesario que el otro esté abajo, muy abajo. Es la psicología de la interacción entre la paz y la gloria. Cuidado, pues, con los que buscan tu paz a través de su gloria.

Volver

 

ONOMÁSTICA

   
GLORIA 

Nombre que no necesita interpretación. Procede del latín gloria; no ha cambiado por tanto su forma ni su significado a pesar del paso del tiempo. Su antigüedad alcanza probablemente los tres milenios. Trae su origen del indoeuropeo: así lo hace creer su homónimo griego kleoV (kléos), en que se forma el concepto de gloria, junto con kluew (klýeo), klutoV (klytós), de donde hemos obtenido ínclito, relacionado con el latín clarus, clara, clarum, en cuyos confines está también el verbo clamare. Tienen en común todas estas palabras, que describen lo que suena, lo que se dice acerca de uno; se refieren al reconocimiento que hacen los demás del valor de uno. Eso es la cláritas y el kleoV (kléos), y la acclamatio y la gloria (todas dentro del grupo fonético cla, clo, glo). Eso es tras lo que finalmente andamos todos: deseamos estar en la boca de los demás ex abundantia cordis, por la abundancia del corazón, porque lo llenamos de admiración unas veces, de inquietud otras, de temor otras. Eso es la gloria, de la que todos estamos necesitados, unos más y otros menos: el que menos, necesita llenar el corazón de los que tiene más cerca; y tener constancia de que lo mantiene lleno, porque la boca es su rebosadero. Ese es el mínimo de gloria que nos garantiza una vida aceptable. Como decían los griegos, todos sentimos la necesidad de kleoV einai tini (kléos éinaí tini) de "ser una gloria para alguien". Los más ambiciosos aspiran a que su gloria alcance a los cielos; por eso se empeñan en acciones heroicas, es decir de dominación; y con ellas se esfuerzan en extender su dominación y señorío para aumentar su gloria. 

Las Glorias celebran su onomástica el domingo de Pascua de Resurrección, que se llamaba antiguamente Domingo de Gloria (el Sábado de Gloria lo fue mientras estuvo adelantada al día la liturgia de la noche entre el sábado y el domingo). Este nombre le viene de que era justamente este día, después de haberse suprimido durante toda la cuaresma, cuando volvía a sonar en la misa el Gloria, que era anunciado con solemnísimo volteo de campanas, que tocaban a gloria. La otra liturgia solemnísima en que el Gloria in excelsis Deo tiene un papel relevante es la de Navidad, en cuyo contexto aparece y se celebra este cántico. De ahí que en los ritos y fiestas Gloria sea sinónimo de alegría, de exaltación, de celebración de los momentos más importantes. A partir de aquí se desarrolla la idea de gloria como lo mejor de lo mejor que se puede alcanzar: estar en la gloria es haber llegado uno a la cumbre de sus posibilidades. Al cielo le llamamos "la gloria", y se llama también así a cualquier lugar delicioso: a la habitación construida sobre el horno en las panaderías y sobre el hipocausto en los conventos, la llamaban "la gloria". Y en las tierras donde se cultiva con amor el vino, se llama "la gloria" a la recámara de la bodega en que se atesoran los vinos más exquisitos.

He ahí por qué algo tan noble y tan bello como la gloria tenía que convertirse en nombre de mujer. ¿Quién no desea que su amiga, su mujer, su hija, su amor, sea su gloria? ¡Felicidades por tan maravilloso nombre!

Copyrigth EL ALMANAQUE  todos los derechos reservados.

Volver

 

LAS COSAS Y SUS NOMBRES   NOMINA RERUM


DOXOLOGÍA

La doxología prevalece sobre la axiología. Se trata de obtener por los métodos que sea la glorificación y la alabanza. El Gloria in excelsis Deo, el Gloria Patri y el Per Ipsum del canon de la misa son las tres doxologías capitales de la liturgia. Ese es el referente de todos los que aspiran al poder y la gloria. Trasladada la glorificación al poder político, se desarrolla en todas las vertientes de la raíz doc-: en el dogma (en un poder absoluto, las verdades sólo pueden ser absolutas) en la docencia (se tiene que enseñar a rendir culto al poder y a sus dogmas), en las doctrinas que se difunden (sólo las verdades sacrosantas del poder se pueden difundir, por eso es tan esencial el control de los medios de comunicación) y en la docilidad (todos los que están bajo el poder han de estar dispuestos a ser enseñados según el poder y a dejarse guiar por éste). Quien quiere el poder, ha de cultivar la gloria (es decir la doxa / dóxa) en el doble sentido de la palabra: su opinión debe ser decididamente favorable hacia el poder, y como consecuencia de ello tiene que rendirle culto y glorificarlo. Sin gloria no puede haber poder duradero. Por eso es tan importante el culto como la fuerzay el poder mismos. No importa que el eudoketoV (eudoketós), el que es objeto de nuestra aceptación, de nuestra buena disposición, sea realmente digno axioV (áxios) o no. No importa en absoluto, porque no es un problema de axiología, no es un problema de valores, sino de opiniones, de doxa (dóxa); es decir de doctrina, de dogma, y finalmente de gloria. No es ninguna casualidad que la doxa (dóxa) sea a la vez gloria y buena opinión. Y no es ninguna casualidad que la doxa (dóxa), se cultive por tanto en todos los ámbitos de la raíz doc- y que quien aspira al poder empiece por conquistar la gloria exactamente por los dos únicos caminos que ésta se puede conquistar, a saber: mediante las demostraciones de fuerza (el sapientísimo timor Dómini) y mediante el adoctrinamiento. El brazo militar, sean las milicias celestes o terrestres, atiende al aspecto de la doxa (dóxa) que le es propio, el de la exhibición de fuerza, el de la producción de temor, o mejor aún, de terror; y el brazo político atiende a alimentar el aspecto que le es propio: el de la doctrina, la opinión la enseñanza y finalmente el culto y la glorificación de quien tiene el poder.

Y llegamos al quid de la cuestión: no es necesario que aquel que recibe el culto, el honor y la gloria sea axioV (áxios), sea digno; pero sí es imprescindible que fuera del objeto de la doxa (dóxa), que fuera del dogma, no pueda haber ninguna otra fuente de dignidad. Quien no se adhiere con buena voluntad, de buena fe, con buena disposición, con eudokia (eudokía), que dirán las músicas celestiales, no merece tener paz. A ese hay que seguir demostrándole mediante el terror y la destrucción que mientras no rinda doxa / dóxa, honor y gloria a quien tiene la fuerza, no alcanzará la paz. Lo primero de todo es reconocer su indignidad, su inferioridad; que no es axioV (áxios), que no tiene ni valor ni valores propios, y que por tanto no le queda más que rendir gloria y someterse de buena voluntad a quien tiene el poder, que es la fuente de todo valor; la paz se le dará por añadidura.

Mariano Arnal

Copyrigth EL ALMANAQUE  todos los derechos reservados.

Volver

 

LA POESÍA


PAZ EN LA GUERRA

¡Ya estás en paz, la de la muerte, amiga!
Tú que a traernos guerra descendiste
a nuestro mundo, guerra creadora,
manantial de deseos desmedidos,
huracán de las almas que levantan
como olas sus ahíncos con la tema
de anegar las estrellas en su seno;
guerra con Dios, como Jacob cuando iba
en busca de su hermano, pues padece
fuerza la gloria; guerra que es la base
del que ansía la paz; guerra que es gloria.
Sólo en tu guerra espiritual nos cabe
tomar la paz, tu beso de saludo;
sólo luchando por el cielo, Cristo,
vivir la paz podremos los mortales.
Pero tu paz, hermano, y no el embuste
que como tal da el mundo, hasta aquel día
en que el león con paja se apaciente,
y anide el gavilán con la paloma;
porque guerra de paz fue tu pasión.

Miguel de Unamuno

 

Volver

 

ESPECIALÍZATE EN TI


CONÉCTATE

La meditación ha guiado en todos los tiempos a los seres humanos a encontrar respuestas a situaciones que el pensamiento común no pudo resolver. Es que pensar mucho en un problema puede incluso aumentarlo. Es como darse vueltas en lo mismo. Te puedes extraviar en una ciudad que no conoces, pero basta que te entreguen un plano de ella para que puedas ubicarte. ¿Por qué? Porque te has puesto sobre la situación. En este caso has prácticamente salido de las callejuelas de la ciudad para ponerte sobre ella y mirarla desde arriba. ¡Esto es lo que hace la meditación!

Para meditar no necesitas adherirte a una secta o a una filosofía complicada. No necesitas adoptar posturas a las que no estás acostumbrado. Sencillamente puedes lograrlo sentándote, relajándote y dejando fluir tu mente. La meditación es sostener y controlar un pensamiento.

Si quieres ayudarte para resolver un problema, encontrar una solución o buscar una salida creativa, alimenta primero tu mente con la situación. Analiza todas las alternativas que se te ocurran, con sus pros y sus contras. Esto alimentará tu mente y guiará la meditación.

En seguida, relájate física, emocional y mentalmente. Construye en tu mente un pensamiento sencillo a través de una imagen simple: una luz, la llama de un cirio o candela, un símbolo sencillo o algo similar. Luego, deja fluir las imágenes o ideas que te vengan, sin analizarlas, sin juzgarlas. Simplemente deja fluir. Eres un observador sereno que contempla lo que sucede sin intervenir.

Si te entrenas en ello, lograrás conectarte con una dimensión superior de tu existencia. Terminada la práctica podrás analizar lo sucedido y encontrar respuestas. O quizás te lleguen días después como intuiciones, sueños o ideas inspiradoras.

Tus consultas a serval@iname.com

Puedes subscribirte a mi Boletín Gratuito de Desarrollo Personal escribiendo a serval-subscribe@listbot.com         Visita : http://www.sitio.de/exito

Volver

CULTIVA TU INGLÉS



How "Merry Christmas" is said .....( II )

Eskimo: (inupik) Jutdlime pivdluarit ukiortame pivdluaritlo!
Esperanto: Gajan Kristnaskon
Estonian: Ruumsaid juulup|hi
Faeroese: Gledhilig jol og eydnurikt nyggjar!
Farsi: Cristmas-e-shoma mobarak bashad
Finnish: Hyvaa joulua
Flemish: Zalig Kerstfeest en Gelukkig nieuw jaar
French: Joyeux Noel
Frisian: Noflike Krystdagen en in protte Lok en Seine yn it Nije Jier!
Galician: Bo Nada
Gaelic: Nollaig chridheil agus Bliadhna mhath ùr!
German: Froehliche Weihnachten
Greek: Kala Christouyenna!
Hausa: Barka da Kirsimatikuma Barka da Sabuwar Shekara!
Hawaiian: Mele Kalikimaka
Hebrew: Mo'adim Lesimkha. Chena tova
Hindi: Shub Naya Baras
Hausa: Barka da Kirsimatikuma Barka da Sabuwar Shekara!
Hawaian: Mele Kalikimaka ame Hauoli Makahiki Hou!
Hungarian: Kellemes Karacsonyi unnepeket
Icelandic: Gledileg Jol
Indonesian: Selamat Hari Natal
Iraqi: Idah Saidan Wa Sanah Jadidah
Irish: Nollaig Shona Dhuit, or Nodlaig mhaith chugnat
Iroquois: Ojenyunyat Sungwiyadeson honungradon nagwutut. Ojenyunyat osrasay.
Italian: Buone Feste Natalizie
Japanese: Shinnen omedeto. Kurisumasu Omedeto
Jiberish: Mithag Crithagsigathmithags
Korean: Sung Tan Chuk Ha
Latin: Natale hilare et Annum Faustum!
Latvian: Prieci'gus Ziemsve'tkus un Laimi'gu Jauno Gadu!
Lausitzian:Wjesole hody a strowe nowe leto
Lettish: Priecigus Ziemassvetkus
Lithuanian: Linksmu Kaledu
Low Saxon: Heughliche Winachten un 'n moi Nijaar
Macedonian: Sreken Bozhik
Maltese: LL Milied Lt-tajjeb
Manx: Nollick ghennal as blein vie noa
Maori: Meri Kirihimete
Marathi: Shub Naya Varsh
Navajo: Merry Keshmish
Norwegian: God Jul, or Gledelig Jul
Occitan: Pulit nadal e bona annado

 

 

LA ENCUESTILLA : Si te gusta la polémica, te ofrecemos una cada día. Saca unas cuantas copias de LA ENCUESTILLA y repártelas entre aquellas personas con quienes te guste discutir. Que te la devuelvan cumplimentada como les parezca, y a partir de ahí tienes la polémica en marcha si es eso lo que quieres, o si lo prefieres, te limitas a contrastar tu opinión con la de esas otras personas.


1. La paz pasa por la glorificación de quien ejerce su dominio sobre nosotros. Si no aceptamos la dominación de la única manera que puede sosegar al dominador y serenar su espíritu, que es rindiéndole honor y gloria, y cantando sus alabanzas, si no llegamos a demostrarle nuestra "buena voluntad", no nos ganaremos la paz.

 

   

 2. Gloria al poder hasta lo más alto del cielo; gloria a la tierra, gloria a los valores, gloria a las doctrinas, gloria a sus héroes. Sólo cuando la gloria toque el cielo, habrá paz en la tierra : pero no para todos, ni mucho menos, sino sólo para los adictos, los convencidos, los que dan muestras inequívocas de su "buena voluntad".

 

   

 3. Los de "buena voluntad" ya disfrutan de la paz en medio del terror y de la guerra porque están marcados por la gloria. Es como si llevasen la señal en la frente, el aura de la santidad que los distingue. Ellos, los que están en la gloria y por la gloria tienen la paz asegurada. Los que ni tienen ni pueden tener paz, son los que se niegan a humillarse ante el nuevo poder, los que insultan su gloria.

 

   

 4. Paz a cambio de gloria. Pero gloria sincera, rendida. Y como esta gloria nunca se concede gratis, hay que ganársela heroicamente, ahí teníamos a los que andan buscando la paz en el país Vasco, preparando un gran golpe de gloria, justo en el momento litúrgico del Gloria in excelsis. Es que estas gentes cuidan mucho el valor simbólico y litúrgico de las cosas. Nos querían traer la paz junto con una tremenda explosión de esplendor y de gloria. Era la operación Chechenia, que dice Arzallus.

 

   


* Si tu respuesta es NS NC (No Sabe, No Contesta), no señales nada.
Si no estás de acuerdo en absoluto, si te parece una barbaridad, tacha los tres recuadros --------------
Si estás un poco de acuerdo, haz una cruz en un solo cuadro +
Si estás bastante de acuerdo, marca dos cuadros con una cruz + +
Si estás totalmente de acuerdo, marca los tres cuadros con una cruz + + +
** Si tienes algo que añadir, añádelo.

Volver

 

CHISTES   Una chispa de humor cada dia para alegrarte el ánimo.


FRASES

El progreso es la capacidad del hombre para complicar lo sencillo.
Thor Heyerdahl

El hombre es un pedazo del Universo hecho vida.
Ralph W. Emerson

No vemos las cosas como son, sino como somos.

Es igualmente peligroso dar una espada a un loco que el poder a un depravado. Pitágoras

 Vigor y fortaleza son la nobleza de las bestias, pero la rectitud y los modales es la nobleza del hombre. Demócrates

 Vergonzosa cosa para un hombre ocuparse en los asuntos de los demás e ignorar los suyos. Demócrates

El gobierno es demasiado grande e importante como para dejarlo en manos de los políticos. Chester Bowles

 Haz que tus familiares te reverencien más que te teman, pues el amor sigue a la reverencia, más el odio al temor. Demófilo

 Nada está definido como bueno o malo, más el pensamiento es quien da tal definición. Shakespeare

Es fácil hablar claro cuando no va a decirse toda la verdad. Tagore

Volver


Edita CLUB DE AUTOEDITORES TOMAYLEE. Dirección : Mariano Arnal.
Rambla Cataluña 6,4.5 Barcelona 08800.  Tel: 93 381 03 43   Fax: 93 317 65 89
.
Editorial,Onomástica, Nomina Rerum y Encuestilla: : Mariano Arnal. E-mail: marnal@elalmanaque.com;
Edición, Realizació y Webmaster: Juan Luis Alvarez. E-mail:webmaster@elalmanaque.com;

Idiomas : Lola Macias. E-mail: lola@elalmanaque.com;


Formulario de suscripción a  EL ALMANAQUE ( Suscribe a tus amigos. Se alegrarán.)
Visita la web del   EL ALMANAQUE donde encontrarás acumulado todas las ediciones y además podrás subscribirte.
Para darte de baja pulsa aquí

El Almanaque se envia unícamente a los suscriptores. Para pedir información o sugerencias puedes contactar con: webmaster@elalmanaque.com .
Para utilización de materiales por publicaciones o editoriales escribir  a:distribución@elalmanaque.com.
Para insertar publicidad publicidad@elalmanaque.com .
Copyrigth http://www.elalmanaque.com  todos los derechos reservados.

Nombre: Apellido:

Email: Modo de suscripción:

Volver