PUEBLO

Con el término pueblo ocurre lo mismo que ocurrió con hombre. Que en origen denominaba sólo a una parte de la realidad humana, y ahora denomina a la totalidad. El hecho de juntar dos realidades distintas e intentar fundirlas por el procedimiento de ponerlas bajo la misma denominación, siempre deja rastro. El nombre no cuadra igual de bien a todas las partes de la realidad que denomina. Y sobre todo, el valor que los hablantes (y los diccionarios) asignan actualmente al nombre es equívoco respecto al que tuvo en otras épocas. Si tuviésemos que nombrar con rigor taxonómico a lo que actualmente llamamos pueblo, tendríamos que hacerlo aproximadamente así: "el pueblo (pópulus-plebs-clientela-mulieres-servi-ancillae)"; pero si nos refiriésemos al pueblo romano desde sus orígenes hasta el final de la república, deberíamos hacerlo quizás así: "el pueblo (pópulus pópulus) (es que en el género más puro, hasta las mujeres están excluidas)"; es decir que detrás de cada nombre vulgar tendríamos que añadir el nombre científico si pretendemos hablar con precisión. Hecho este preámbulo hay que decir que si bien pueblo deriva de pópulus, la realidad ha cambiado tanto bajo este nombre (está por ver cuánto hay de evolución real de la especie y cuánto de manipulación puramente nominal), que es poquísimo lo que tienen que ver el primitivo con su derivado.

Aparte, pues, de dejar claro que al pópulus no pertenecían ni siquiera sus mujeres ni tampoco la plebe, ni los clientes, ni mucho menos los esclavos; es decir que bajo el nombre de populus romanus cabía tan sólo la aristocracia masculina de Roma, formada por patricios-patronos; dejando esto de lado, me interesaba reflexionar sobre la propia raíz de pópulus. Resulta que en latín esta palabra (con cantidades vocálicas distintas) significa por una parte "chopo" o "álamo" y por otra, "pueblo". Los etimologistas se sienten inclinados a creer que alguna relación tienen ambas acepciones; y en cambio pasan de largo del resto de palabras del mismo grupo léxico. Junto a pópulus tenemos el verbo populo, populare, también en forma deponente, con el significado de devastar, talar, arrasar, saquear, asolar. Está claro que la desinencia -us no es verbal, pero igual de claro está que verbo y nombre comparten la raíz popul- , de donde parece necesario inferir que también comparten el significado destructivo que corresponde al verbo. Por eso a primera vista no parece ningún disparate interpretar el nombre colectivo pópulus como "destrucción", "salvajina", "terror", "saqueo"; es decir que no parece extraño que se autodenominasen con su terrible nombre de guerra. Y es que además a partir de ahí se entiende bastante mejor el papel del pópulus y su feroz dominación sobre los otros niveles que quedaban bajo ellos. Y claro, ni populare será poblar, que es lo que acabó siendo muchos siglos más adelante; ni populator poblador, sino saqueador; ni populatio poblamiento o población, sino saqueo; y la populáritas pudo empezar siendo la capacidad de infundir terror; y el pópulus pues sólo eso, el conjunto de populatores, es decir la banda de saqueadores, terroristas, opresores y explotadores de la plebe,los clientes y los esclavos.En fin, los dueños de la tierra.

Mariano Arnal

Copyrigth EL ALMANAQUE  todos los derechos reservados.

DirecToSpain: Destination management company spain.
Benabola Hotel & Apartments: Hotel in Puerto Banus.
Costamueble, Tu tienda de Muebles Online: Costamueble.
Club Hípico Samuel Oliva: Club Hípico fuengirola.